Robert Steele: Repensando la Inteligencia Nacional – Siete falsas premisas

Robert David STEELE Vivas

Robert David STEELE Vivas

Robert David Steele Vivas : Es fundador de Open Source Solutions Network, Earth Intelligence Network y la Revista Journal of Public Intelligence. Steele, ex agente de la CIA, es reconocido mundialmente como pionero de la inteligencia colectiva, así como también, por ser el primero en denunciar que la CIA y los servicios de inteligencia norteamericanos tienen una estrecha relación de colaboración con Google y Altavista para utilizar los datos personales de los usuarios. Su obra, que ha sido elogiada ampliamente por Alvin y Heidi Toffler, entre otras figuras destacadas de la foturología, abarca una gran dimensión de temas como la inteligencia en operaciones de paz, las redes de inteligencia de carácter social, en fin, siendo actualmente uno de los más prestigiosos pensadores dentro de la comunidad de inteligencia mundial, por sus modelos de uso de OSINT para la lucha contra la pobreza y las condiciones de seguridad planetaria. Su obra está pensada para ofrecer soluciones a estos flagelos de la humanidad, a través de la cooperación de inteligencia producidas por distintas redes sociales.

Repensando la Inteligencia Nacional
Siete falsas premisas

AAIntelligencia (Febrero 2014)

Acceda a este artículo en inglés en:
http://www.phibetaiota.net/2014/01/robert-steele-rethinking-intelligence-seven-false-premises/

PDF (15 paginas): Steele in Spanish 7 False Premises

Será este el año en el que el populismo derrote al sistema bipartidista; cuándo los Estados Unidos detenga los préstamos para financiar el derroche y, cuándo la debacle de los ultrajes de la NSA al pueblo norteamericano llegue al punto de provocar un llamado a realizar una revisión radical del gobierno?

Mientras el Congreso regresa de su receso de vacaciones, creo que hay por lo menos tres pensamientos en la mente de cada miembro:

Primero, ¿es este el año en que el populismo derrota al sistema bipartidista y en el proceso se vea la derrota electoral de la mayoría de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado?

Segundo, ¿es este el año en que los EE.UU. finalmente para de pedir prestado un billón de dólares al año para financiar un gobierno cuyo 50% es derroche – documentado a partir de productos agrícolas que van a la basura, energía perdida, la salud fraudulenta, adquisición de armas militares?

Tercero, ¿Es la debacle de la NSA lo que precipita – el catalizador – aquellos atropellos contra el pueblo norteamericano, al punto que ellos llamen a una revisión radical del gran gobierno (para reformar el Congreso, el Ejecutivo y la Corte Suprema)?

Es en ese contexto en el que nosotros, los que hemos sido reformadores de la inteligencia durante estas últimas dos décadas invitamos a los lectores de Reality Sandwich alrededor del mundo, a repensar el término “inteligencia”.

A continuación se presentan siete premisas que han permitido una comunidad de inteligencia secreta que le cuesta al contribuyente de EE.UU. tanto como US$100 billones de dólares al año (actualmente más o menos US$75 billones al año) para existir sin tener que rendir cuentas por fallas sistémicas y específicas. Hasta este punto, tampoco ha rendido cuentas por los actos que se ajustan a los parámetros internacionalmente reconocidos de crímenes contra la humanidad: a partir de los programas de rendición y de tortura (llevadas a cabo con impunidad), a las ejecuciones extrajudiciales por medio de vehículos o aviones no tripulados que atraviesan África, Oriente Medio y Asia Central, a la profundamente intrusiva y persistente vigilancia de todos los presentes aquí en casa – sin orden judicial.

Premisa falsa # 1: Los secretos son inteligencia

Esta premisa es la más insidiosa, perniciosa, y en última instancia una traición. La Comunidad de Inteligencia de EE.UU. (IC) no es inteligente y no produce inteligencia. La inteligencia en el contexto nacional, “necesita saber”, que es un apoyo a la decisión. El apoyo a las decisiones es una salida (output), algo tangible que se puede medir. El impacto del apoyo a la decisión puede medirse tanto en el momento y en el tiempo. El mundo secreto nos quiere hacer creer que todo secreto es inteligencia, cuando en realidad la mayor parte de lo que hace el IC es recopilar información por medios técnicos, evita el procesamiento de la mayor parte de ella, y producen muy poco análisis útil.

Como el general de Tony Zinni, USMC ha declarado (en el momento en que él era el Comandante en Jefe del Comando Central de EE.UU. o CINCENT),
“Al final de todo, la inteligencia clasificada me proporcionó, a lo sumo, un 4% de mi conocimiento de comandos.” Consultado después que explicara sus cálculos, describió cómo él y su J-2 determinaron que el 80% de la inteligencia útil fue a partir de fuentes y métodos abiertos, y dentro del 20% fue proporcionada por las fuentes y los métodos secretos, el 80% de aquella información podía ser superada por información obtenida a través de las fuentes y los métodos abiertos una vez que estuvieran comprometidas.

Click on Image to Enlarge

Click on Image to Enlarge

Cuando el presidente Harry Truman creó la Agencia Central de Inteligencia (CIA) buscaba crear un ente centralizado y objetivo de apoyo a las decisiones – una organización que pudiera dar sentido a todo lo que ya se estaba recopilando, pero sin ser procesado o integrado, por los muchos elementos del Gobierno de EE.UU. (USG).

En 1963 el propio Truman estaba tan desencantado con los resultados que hizo un llamado para que nuevamente se reexaminara la CIA. La mayor parte de la información de la CIA, según admiten varios directores de la Central de Inteligencia (DCI), es de código abierto en su naturaleza. Truman nunca tuvo la intención de que la CIA fuese secuestrada por los clandestinos de elite de la Ivy League y sus colaboradores nazis importados en grandes cantidades después de la Segunda Guerra Mundial(1). El monstruo clandestino creado bajo la apariencia de una vendetta anticomunista succionó la inteligencia y la integridad de la CIA, y ninguno de estos rasgos jamás han echado raíces en cualquiera de los organismos técnicos creados bajo los auspicios de la Guerra Fría. Sobre la base de los presupuestos actuales y los resultados marginales, “mantener el dinero en movimiento” es el mantra de la IC de EE.UU. – la creación de soporte a las decisiones es lo que ninguno de ellos “hacen.”

La inteligencia es apoyo a las decisiones. Apoyo a las decisiones basadas en evidencia ética.

Premisa falsa # 2: Secretos para el Presidente justifican todo lo que el IC de EE.UU. hace

Junto con “si solo supieras lo que sabemos”, “secretos para el presidente” es la última carta para librarse de la cárcel, tanto aquí como en todo el mundo desarrollado. La Comunidad de  Inteligencia de EE.UU. ha sostenido tanto en testimonios ante el Congreso y en los comentarios publicados que los US$75 mil millones al año, o lo que gasten (creo que esto es menos que la cifra total) están plenamente justificados únicamente sobre la base de lo que proporcionan al
Presidente. Tal afirmación puede ser fácilmente impugnada al incluir la observación de que algunos de los productos proporcionados al Presidente han sido parciales o engañosos, por ejemplo, dejando de reportar que la penetración de cúpula de CIA por la Unión Soviética se sabía por estar bajo el control de la KGB.

US$ 75 mil millones al año significan hasta $205 millones de dólares al día. Como Director General de Open Source Solutions Network, Inc., rutinariamente compré el conocimiento a nivel de Nobel – el tiempo e ideas de un experto en un tema mundial- por US$2,000 al día. Por $ 205 millones de dólares diarios podría tener cada autor en Amazon, a todos los profesores de todas las universidades del planeta, y a los responsables de la mayoría de las cámaras de comercio, sindicatos, y las religiones, a través del marcado rápido telefónico. $ 205 millones de dólares por día es una cifra criminal e insana para la recolección secreta que no produce inteligencia. Dicho de otra manera, no nos falta acceso al conocimiento sobre todo el planeta, carecemos de integridad y sabiduría en cómo vamos a gastar una gran cantidad de dinero para lograr muy poco más que el gasto de una gran cantidad de dinero.

Hay tres grandes fallas con esta premisa en particular.

En primer lugar, sólo una pequeña cantidad de dinero se gasta en los analistas, y los analistas tienden a ser gente recién graduada, o trepadores, que generalmente carecen de experiencia global o el conocimiento profundo de las lenguas extranjeras, la cultura y la historia.

En segundo lugar, la Comunidad de Inteligencia se rehúsa a abrazar la idea de que se puede tratar abiertamente con cualquiera. O usted es un traidor pagado por el servicio clandestino, o una fuente involuntaria que está siendo escuchado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), o un contratista “pegado en
el asiento” pasando por las mociones (matando el tiempo). Esto significa que son incompetentes en el conocimiento de recolección de las ocho tribus de la
información que poseen el 90% o más de lo que necesitamos saber. Las tribus, como los he definido por muchos años, son las siguientes: los académicos, la sociedad civil incluyendo los sindicatos y religiones, el comercio, especialmente las pequeñas empresas, el gobierno, especialmente local, la policía, los
medios de comunicación, incluyendo bloggeros, los militares y las organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro.

En tercer lugar, todo lo que la Comunidad de Inteligencia de EE.UU. brinda al Presidente es el “President`s Daily Briefing”(PDB) O el memorando diario del Presidente- y algunos muy imprudentes y caros programas de acción encubierta (por ejemplo, rendiciones extraordinarias, medidas especiales o de tortura, y vehículos aéreos no tripulados). Collin Powell, en aquel entonces al tanto del PDB, señala en su libro de memorias My American Journey (Mi ruta Americana), que encontraba que el Early Bird que se hallaba en el Pentágono – el compendio de las noticias relevantes de todo el mundo – era mucho más útil. He ahí – lo que la IC “hace” para el presidente no es realmente útil.

Lo siguiente es una visión de cómo yo evaluaría la inteligencia nacional si se diera la oportunidad de hacerlo-pues así es como creo que el Congreso debiera evaluar la inteligencia nacional.

Click on Image to Enlarge

Click on Image to Enlarge

Así como yo y otros hemos observado en el tiempo, que el mayor defecto en la forma en que hacemos inteligencia radica en la actual desconexión entre una comunidad de inteligencia que piensa que está satisfaciendo los estándares de rendimiento y ‘cumpliendo con su deber´ si el Presidente no reclama, y un gobierno que opera ampliamente en un mundo muy complejo. En este contexto, no sólo el Gabinete de Secretarios y sus Subsecretarios Asistentes necesitan de apoyo para sus decisiones, también los jefes de departamentos y sus sucursales, sus delegados en el extranjero y cada funcionario. Me refiero a este
punto con más detalle en dos artículos, ” Intelligence for the President AND Everyone Else” (Counterpunch, 1-3 de marzo de 2009), y “Fixing the White House & National Intelligence” (International Journal of Intelligence and Counterintelligence, Primavera 2010).

Premisa falsa # 3: Las agencias secretas saben hacer inteligencia

Si la inteligencia es definida como secretos para el Presidente, y la principal responsabilidad es “mantener el dinero en movimiento”, entonces tengo que estar de acuerdo. La Comunidad de Inteligencia de EE.UU. es absolutamente el mejor pastel de carne de cerdo en el país, en gran parte debido a que es secreto y, por lo tanto, está por encima de la ley y fuera del alcance de todas las formas de rendición de cuentas. El efecto económico de esto se traduce en una menor
producción y menor apoyo a la decisión, sólo gasto, fraude y sobornos para los patrocinadores del Congreso. La Oficina General de Rendición de Cuentas (General Accountability Office, GAO) y la Oficina de Administración y Presupuesto (Office of Management and Budget, OMB) no tienen realmente la facultad para auditar a la Comunidad de Inteligencia de EE.UU. De hecho, incluso los directores de agencias no pueden auditar sus propias agencias. Como señalara el General Mike Hayden, director de la NSA, que abrió un nuevo camino en la violación de la Constitución de EE.UU., (según recuerdo) “Cada vez que quiero
observar una división especial, el único hombre que puede hablar conmigo al respecto es la persona que va a perder su trabajo y su presupuesto si lo corto allí.” Como todos lo que le precedieron, se conformó con mantener el dinero en movimiento, generando además nuevos gastos a través de la vigilancia masiva (recolección de información sin procesamiento o análisis tangible).

Si la inteligencia se define como apoyo a las decisiones, entonces el IC EE.UU. es un completo fracaso. Mi primer libro, ON INTELLIGENCE: Spies and Secrecy in an Open World (AFCEA,2000), honrado con un Prólogo del senador David Boren (D-OK), indica que las fallas de la Comunidad de Inteligencia
atraviesa cuatro dominios: estratégico, operacional, táctico y técnico. Ellos no han mejorado nada durante el cuarto de siglo en en que mi generación de reformistas se ha esforzado por levantar las alarmas al púbico. Si bien el General Mike Flynn regresó de Afganistán con algunos pensamientos profundos concuerdo que (según se indica en Fixing Intel: A Blueprint for Making Intelligence Relevant in Afghanistan, 2010) fueron rápidamente asimilados por el Director de Inteligencia Nacional (DNI) y después transmitidos a la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), que no los asimila, al menos que yo sepa, y realizara cualquiera de los siguientes aspectos:

a. Desarrollar los requisitos y gestionar todos los recursos de recolección y todas las fuentes de producción conforme con un modelo de análisis holístico que integre las diez amenazas principales para la humanidad a través de los doce ámbitos políticos fundamentales en relación a todos los países y provincias de todo el mundo.

b. Producir una profunda y amplia inteligencia esencialmente para la definición de una estrategia que permita la mejor manera de entrenar, equipar
y organizar nuestras fuerzas militares.

c. Producir inteligencia oportuna y diversa (apoyo a las decisiones) esencial para adquirir una estructura de fuerza, no solo en términos de amenazas (incluyendo lo que muchas veces ignoramos, como los submarinos chinos que utilizan motores diesel de origen alemán), pero en términos de diseño, materiales, socios industriales, vulnerabilidades en las cadenas de suministro y así sucesivamente. En algunos de estos espacios debemos contar con
contrainteligencia respecto de almirantes traidores y sus contrapartes civiles.

d. Producir la inteligencia oportuna culturalmente precisa (apoyo a las decisiones) para operaciones complejas – por ejemplo, aquella que pueda predecir que el Acuerdo de Seguridad Bilateral (Bi-Lateral Security Agreement BSA) no será firmado.

Hoy en día la Comunidad de Inteligencia de EE.UU. todavía tiene el mismo ciclo viejo y cansado de inteligencia, los mismos conductos, y los mismos parches para desarrollar “productos” que se destinan a los consumidores que generalmente no leen realmente esos productos. A continuación se muestra el proceso holístico que yo mismo exigiría si fuera el DNI:

Click on Image to Enlarge

Click on Image to Enlarge

Premisa falsa # 4: La recolección técnica secreta de información vale cada centavo.

Partiendo con la realidad de que la mayor parte de lo que recoge la NSA – hasta un 95% – nunca ha conseguido ser procesado. Y podríamos añadir a esa realidad que la NSA no ha detenido un solo acto terrorista dentro de los EE.UU. Para ser justos con la NSA, tengo que señalar que la mayoría de los arrestos terroristas en los EE.UU. son el resultado de los pinchazos y atrapadas del FBI. El niño musulmán educativamente subnormal que vive con su madre se destaca (2). El bombardeo en Boston continua exigiendo una investigación en múltiples niveles. Pasando a la imaginería, debemos estar preocupados de que todavía no tenemos gráficos de combate 1:50,000 (mapas militares con las curvas de nivel y las características culturales) para el 80% del mundo. En Somalia todavía estamos obligados a usar gráficos 1:100,000 soviéticos. La cacareada misión del transbordador volvió con un equivalente digital del queso suizo. Cuando Bosnia y Kosovo eran designadas una zona de combate, siete computadoras portátiles con mapas digitales fueron lo mejor que la Agencia Nacional
Geoespacial (NGA) pudo hacer – algunas de estas realidades están más allá de la parodia y hasta bien introducidas en la tragedia.

El valor de mercado de la recolección técnica secreta de la Comunidad de Inteligencia no es más que el 20% de lo que el gobierno y los contribuyentes pagan por ello, y esto es una evaluación generosa. Estamos mucho más allá debido al término obligatorio de todos los programas de recolección técnica que recopilan
información desenfrenadamente sin procesamiento proporcional y productivo. En ausencia de resultados tangibles documentadas por testimonios de personas reales en la línea de frente de nuestra burocracia o nuestras fuerzas de combate, estos programas de recolección técnicos deben terminarse en el interés público.

La recolección técnica secreta tienen también, en sus residuos sin sentido, inteligencia humana (HUMINT) visceral, distorsiones de la inteligencia de Fuentes Abiertas (OSINT), y en combinación con una arquitectura de seguridad que cuesta $15 billones de dólares al año y quiere migrar a la “vigilancia constante” de cada empleado autorizado, destruyendo cualquier posibilidad de nuestros analistas de ser a la vez capaces y conectados. A continuación se muestra una ilustración de lo que me gustaría destacar si tuviera el poder de reducir radicalmente el desperdicio de recursos, mientras que modestamente aumentar lo que realmente necesitamos.

Click on Image to Enlarge

Click on Image to Enlarge

Premisa falsa # 5: El gobierno no necesita inteligencia

La entera Planificación, Programación y Presupuestación (PPBS) es de hecho independiente. Ni uno hace memorandos de apoyo a las decisiones. Ni uno tiene alguna idea de lo que es el coste verdadero respecto de todo el ciclo de vida de cualquier programa. Por poner un pequeño ejemplo de la comunidad de
inteligencia nacional, el centro de datos de la NSA en Utah, un estado con problemas de agua, con horas de agua para sus ciudadanos, se sabe que
requiere 1,7 millones de galones de agua fresca todos los días, para enfriar sus equipos de computadoras. Yo no hago estas cosas – el pensamiento pobre que se encuentra detrás de dicho punto de datos, resume, por lo menos para mí, la absoluta falta de inteligencia con integridad que impregna a todo nuestro gobierno.

El siguiente es un gráfico que muestra donde la inteligencia (apoyo a las decisiones) se debe aplicar si queremos gobernar adecuadamente la República De, Por y Para Nosotros la Gente (en oposición con el 1% de la élite que financia la totalidad del sistema electoral). Después de dejar nuestra propia casa en orden – no antes – podemos ser útiles para el resto del mundo e influenciar a otros en cómo gastar su dinero. En este momento no tenemos en absoluto ningún
negocio al perder el tiempo en nuestra manera desinformada, incoherente, y con demasiada frecuencia corrupta. Al mismo tiempo, el valor del apoyo de decisiones basada en la evidencia ética para la creación de un mundo próspero, sustentable, asequible y en paz no puede ser subestimada.

Click on Image to Enlarge

Click on Image to Enlarge

Con sólo $ 2 mil millones de dólares al año para una Agencia de Fuente Abierta (Open Source Agency, OSA), que también logra financiar los Centros de Apoyo a la Decisión Multinacional (Multinational Decision Suport Centers, MDSC) para cada campo de acción- incluyendo ramificaciones de estaciones clandestinas
multinacionales, puedo hacer inmediatamente tres veces más que el mundo secreto, en todos los niveles, a través de cada área de misión. Y eso sólo en los primeros 180 días.

Premisa falsa # 6: El Congreso no necesita inteligencia

Reconociendo que la mayoría de los votos del Congreso se realizan sobre la base de una directriz partidaria y sin el beneficio del Miembro de entender mucho sobre el asunto en cuestión, tengo que protestar, como ciudadano, respecto de la situación actual. Por mucho que me agrada el Servicio de Investigación del Congreso (Congressional Research Service, CRS) y la GAO, ninguno de ellos está en el negocio de la inteligencia. Lo que hasta ahora tenemos son dos
ramas del gobierno que no tienen una estrategia, se practica una política basada en quién paga es oído, y no tienen ni idea de cómo entrenar, equipar y organizar un Plenario de Gobierno con el fin de crear una nación próspera en paz. Como Chuck Spinney, quien hizo la portada de Time en la década de 1980 con argumentos similares a los míos (“Los planes/realidad discrepante”), pero hablando sobre la Defensa en general, le gusta decir, lo que tenemos actualmente es amateur ahora. Frente a lo cual yo añadiría corrupto amateur ahora. Lo que se hace todos los días, ostensiblemente en nuestro nombre y, ciertamente, a nuestra expensa, es censurablemente desinformado, incoherente, y antiético para los intereses públicos.

Britt Snider – uno de los dos individuos que formaron parte tanto de la Comisión Church y la Comisión Aspin-Brown (el otro es Loch Johnson) – ha escrito hábilmente sobre cómo el Congreso necesita Inteligencia y estoy de acuerdo. En este momento la inteligencia secreta se limita a los dos comités de inteligencia y, con frecuencia a la “Banda de los Cuatro” (Jefe de bancada y miembro de la minoría de los comités de inteligencia del Senado y de la Cámara) y nada en absoluto para todos los demás. Desde mi punto de vista, y siendo una de las razones por las que he estado defendiendo una Agencia de Fuentes Abiertas
(OSA) como una nueva agencia ejecutiva que también apoyaría al Congreso, es esta necesidad de inteligencia compartida entre el Congreso y las agencias ejecutivas que el Congreso supervisa – un fundamento común de las mejores verdades.

Nosotros, el pueblo, tenemos derecho a esperar decisiones éticamente informadas de parte del Congreso. Si no se proporciona soporte de decisiones basada en la evidencia ética para el Congreso, nunca vamos a superar el actual bloqueo político que sustituye la ideología de la inteligencia y el dinero para la integridad.

El siguiente es un gráfico que captura las diez amenazas de alto nivel para la humanidad según lo identificado por LtGen Brent Scowcroft, USAF (Ret)
y los otros miembros del Grupo de Alto Nivel de Nacional Unidas sobre Amenazas, Desafíos y Cambios. Ellos lo reportaron en diciembre de
2004. La pobreza es la principal amenaza no solo en todo el mundo, pero ahora aquí mismo en los EE.UU., seguido por las enfermedades infecciosas y
la degradación ambiental. Desde mi visión, el llamado es migrar la inteligencia nacional lejos de espías y mentiras, por medio de una evolución, se
ilustra a continuación que lo primero es crear una red de inteligencia multinacional de intercambio de información enfocados, todos juntos, en las diez
amenazas; y luego transformarse en una red global de Naciones Inteligentes, cada acopio, todo lo que puede ser conocido de manera ética, creando un
patrimonio global común de inteligencia que podría llamarse el Cerebro Planetario (World Brian).

Click on Image to Enlarge

Click on Image to Enlarge

Premisa falsa # 7: El público no necesita inteligencia

Mi segundo libro, The New Craft o Intelligence: Personal, Public & Political (El Nuevo Arte de La Inteligencia: Personal, Pública & Política) fue honrado con un Prólogo del Senador Pat Roberts (R-KS). Su subtítulo era: Guía de Acción del Ciudadano para la Batalla del Terrorismo, Genocidio, Epidemias, Bombas Tóxicas & Corrupción. Yo he sido un espía. Yo he sido el principal responsable civil de la creación de una nueva capacidad nacional de análisis de todas las
fuentes. He pasado 20 años tratando de conseguir que los gobiernos entiendan que la inteligencia es un fundamento esencial para el buen gobierno. Por
fin he llegado a dar vuelta toda la rueda para abrazar la sabiduría de Thomas Jefferson – “La mejor defensa de una Nación es una ciudadanía
educada”, y la visión de Norman Cousins – “Los gobiernos no están construidos para percibir las grandes verdades. … Tienen que ser instruidos por
su gente en las grandes verdades”.

En 1992, escribiendo en Whole Earth Review, clamé por una comunidad de inteligencia de código abierto enfocada principalmente en las necesidades públicas de inteligencia. En 1995, escribiendo en Government Information Quarterly esbocé cómo podemos crear una Nación Inteligente. Durante un cuarto de siglo, ahora he defendido la inteligencia pública en el interés público. Esto lo hacemos con una Agencia de Código Abierto (OSA). Estamos muy atrasados para la inteligencia con integridad en todos los niveles de gobierno. Esta nueva organización ayudaría a todas las ocho tribus de la información viniendo juntas como una nación inteligente, nutrido por Todo Abierto. Así es como creamos Inteligencia De, Por y Para nosotros, el pueblo. No en secreto, sin tóxico, sin ser caro, y sin desperdicio.

Mi visión empodera al público, y asegura la inteligencia con integridad como la base para la gestión pública. En mi opinión, hoy en día, si los ciudadanos no demandan una Agencia de Código Abierto (OSA) y la introducción de una inteligencia con integridad como apoyo a todas las decisiones que se tomen en nuestro nombre, tanto el Congreso como el Ejecutivo continuará traicionando la confianza del público y la República seguirá declinando. La Inteligencia es el apoyo a las decisiones. Usted tiene que quererlo. St.

1. Sobre la inteligencia en general, y de la CIA en concreto, revisar mis cientos de reseñas de Amazon, todo sorteado en Worth a Look (Digno de Ver):
Book Reviews on Intelligece (Most). Como punto de partida la hydra Nazi nutrida por la CIA, ver mi crítica en Amazon de parte de Glen Yeadon, The Nazi
Hydra in America: Suppressed History of a Century (La Hidra Nazi en América: Historia Suprimida de un Siglo) (Progressive Press, 2008)

2. Según reporta la historia y también se comenta en de ella en Mini-Me: El FBI Gasta un Montón de Dinero en Adolescentes Retardados Tratando de Llevar a Cabo una Trama de Falso Terrorismo –Nosotros no hacemos estas cosas.

NOTA PERSONAL: Busco patron.

See Especially:

2014 Intelligence Reform (Robert Steele)

See Also:

Decision Support Story Board
IO 3 Paths to Peace & Prosperity
NATO OSE/M4IS2 2.0
Open Source Agency (OSA)
Open Source Manifesto
Public Intelligence 3.8
REVOLUTION Graphic & Refs
USA Reform Ideas
Way of the Truth
Who Is Robert D. Steele?

Feb 19

Comments are closed.